¿Cómo nos preparamos para el examen de certificación del Project Management Institute (PMI®)?

He tenido la oportunidad de realizar tanto el examen de certificación para optar a Técnico Certificado en Dirección de Proyectos (CAPM®),  así como para optar a ser Profesional en Dirección de Proyectos (PMP®). El primero lo realicé en el 2011 ya que no cumplía con los requisitos para el de PMP®, una vez vencido a sus 5 años me preparé y opté en el 2017 para el segundo. Para conocer detalles sobre los requisitos: Requisitos de las Certificaciones

La diferencia de los exámenes radica básicamente en el grado de complejidad de los mismos, enfocándose el primero más en confirmar que conocemos las buenas prácticas que indica el PMI® a través del Project Management Body of Knowledge (PMBOK®) mientras que el segundo busca asegurar que además de conocer las buenas prácticas, las dominemos y sepamos qué hacer ante las diferentes situaciones que se nos puede presentar durante el proyecto. Lograr internalizar esa nueva forma de pensar implica más allá de dominar la teoría saber ponerla en práctica, y una forma de hacerlo es apropiándonos e incorporándolas en nuestro día a día, en los diferentes espacios y/o proyectos que tengamos tanto a nivel laboral, como personal y familiar.

Existen diversos centros de formación para prepararnos, están los R.E.P. (Proveedor de Educación Registrado) que son validados por el PMI®; sin embargo no es un requisito que nos preparemos con un R.E.P., puedes hacerlo con cualquier otro centro o incluso estudiar por tu propia cuenta y/o con un grupo de estudio, en el caso que sea, lo importante es:

  1. Verificar a cuál certificación puedes optar de acuerdo a los requisitos. En el caso de optar a la certificación de PMP® verifica las horas de experiencia, para ello comparto el siguiente archivo co-editado por CIF-Albarran y Somoza* (2016): Formulario de Registro
  2. Disponer del material bibliográfico: PMBOK®, Libro y simulador de Rita Mulcahy, y el Libro de Pablo Lledó, posteriormente realice el registro para agendar y pagar el examen – Flujograma
  3. Establecer un horario realista y un lugar de estudio: todo Project Manager establece un Plan de Trabajo de su proyecto, mide y evalúa su cumplimiento, y toma acciones en caso de desviaciones. Comienza haciendo esta práctica con tu plan de estudio.
  4. Determinar cuál es tu forma de aprender efectivamente y emplea las siguientes técnicas y/o herramientas de estudio: lectura, resúmenes, mapas mentales, lista de abreviaturas y términos, formularios.
  5. El material bibliográfico se divide en capítulos, de manera que para cada capítulo:
    • Hojea rápidamente para que visualices globalmente que tan extenso es y de qué trata el tema en general; como resultado de este proceso puedes generar un índice para fijar los tópicos del tema (no más de 15 minutos para esta actividad)
    • 1ra Lectura – de Conocimiento: realice la primera lectura del PMBOK® con un ritmo justo, sin prisa pero tampoco con lentitud cansina. Puede ir subrayando o tomando apuntes de las ideas más importantes; así como de las abreviaturas y fórmulas. Esta primera etapa permite conocer el tema.
    • 2da Lectura – de Entendimiento: realice la segunda lectura con el Libro de Rita para comprender y entender la información, realice los ejercicios que ella propone; puede realizar resumen de todo el tema considerando lo subrayado previamente, de este modo se reduce la teoría al 20% esencial. Esta segunda etapa permite entender el tema.
    • 3ra Lectura – de Internalización: luego del resumen, realice esquemas o mapas mentales para asegurar la internalización del contenido completándolo con el libro de Pablo Lledó.
    • Realiza los exámenes de simulación que nos ofrece Rita y Lledó al final del capítulo, en base a los resultados, repasa la información. Debemos obtener entre el 70% y 80% de la puntuación. Esta etapa permite validar el aprendizaje del tema.
    • Una vez culminada toda la revisión bibliográfica, debemos realizar simulaciones tipo examen final a través de simuladores (como por ejemplo los que ofrece Rita Mulcahy, por Grupo de Procesos, área de conocimiento, PMP® y súper PMP®).

Adicionalmente, es importante:

  1. Visitar las páginas del PMI Global, PMI América Latina y la del Capítulo donde reside, a través de ellas conseguirá mayor información.
  2. Ser ordenado: para poder llevar a cabo el control de la gestión de nuestros proyectos debemos ser ordenados en la información que manejamos, por eso es clave llevar un orden de los apuntes y anotaciones de estudio “Unos buenos apuntes han de estar en buena forma” (Mahillo, 2001:56); es decir el orden y la estética es fundamental, ya que al ser más atractivo resulta mucho más fácil estudiar – dedique tiempo a ello, sus apuntes se convertirán en su principal herramienta de estudio y aprendizaje. Es fundamental que sean claros, bien estructurado, con esquemas para visualizar mejor las cosas, destacando lo importante.
  3. Compensar las 3 vidas: profesional, personal y familiar. Es importante saber equilibrar el tiempo que se dedica a los espacios familiares, personales y profesionales, muchos de los problemas que se presentan cuando estamos gestionando un proyecto es no saber compensar estos tres escenarios. Por ello, de igual forma cuando estemos preparándonos para el examen de certificación debemos considerar:
    • A nivel familiar y profesional: son una de las causas de distracción y que consume nuestro tiempo de estudio – el ruido, la tele, el teléfono, los amigos, la familia, el trabajo. Establezca los tiempos, así como los límites y cumpla con los compromisos adquiridos, dedique tiempo para compartir en familia y explique la importancia tanto para usted como para su entorno de los beneficios de la certificación. En cuanto al trabajo, ponga en práctica los conocimientos que va adquiriendo durante el estudio y corrobore los beneficios que aporta las buenas prácticas a su campo laboral.
    • A nivel personal: los problemas de estudio están relacionados con el sueño, la alimentación y la actividad física, por ello: Duerma siempre lo suficiente, sobre todo el día previo al examen de certificación, en los momentos difíciles es muy importante estar bien descansados (8 horas). Tenga una buena alimentación, rica en fruta, verduras y legumbres frescas, ya que ayudan a nuestra actividad física y mental. ¿Sabía que nuestro cerebro se alimenta fundamentalmente de glucosa? Así que puede comerse un caramelo o una barrita de chocolate previo al examen de certificación, no asegurará que lo apruebe de una, pero al subir la concentración de azúcar en la sangre tendrá mayor viveza y agilidad mental. Incorpore en su dieta los frutos secos, el chocolate y las legumbres verdes, son muy ricos en magnesio, con lo cual se fortalece la memoria. En cuanto a las actividades físicas, el deporte ayuda al rendimiento académico, practique alguna actividad o simplemente realice un paseo o caminata al menos los fines de semana, esto ayudará a relajarse y oxigenarse para poder realizar el estudio.

*Nohely Somoza, PMP® → Perfil en Linkedin

Mahillo, J. (2001). ¿Sabes estudiar? El método que necesitas para aprobar a la primera. Espasa Calpe. Madrid. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *